Announcement

Collapse
No announcement yet.

The Corporation™

Collapse
X
 
  • Filter
  • Time
  • Show
Clear All
new posts

  • El León
    replied
    @ Elaw: Tendríamos que ver primero que nada que es el inhumanismo...

    @ Presi: Sí, errar es de humanos, pero el humanismo al que se refiere Elaw es una corriente de pensamiento que coloca al ser humano en un lugar de importancia central. (Muuuy simplificada la explicación.) La codicia mina al ser humano - por lo tanto no creo que quepa dentro del humanismo. Otra cosa serían el interés individual, el individuo, el deseo de vivir comodamente, etc.

    @ Gerar.

    Leave a comment:


  • DrGerry
    replied
    ¡Puf! Cuanta sanata new age...

    Leave a comment:


  • Chilean President™
    replied
    inhumanismo por qué? la codicia es muy humana

    Leave a comment:


  • Dr. Nick
    replied
    Creo, Leon, que estas preguntando la pregunta erronea.

    La verdadera pregunta es ¿Humanismo o inhumanismo?

    Leave a comment:


  • El León
    replied
    Bueno, la pregunta, aunque capciosa, es ¿Corporación o no-corporación?

    Pro cierto, cualquier revolución que no cambió la estructura social sino nada más al grupo en el poder es "política" y no social. No hay absolutos en esto, como no los hay en cosa alguna, a pesar de lo que les enseñen en la uni durante cuatro años...

    Leave a comment:


  • Dr. Nick
    replied
    Porqué Argentina, que puede alimentar a 350 millones de personas, no le alcanza para alimentar a una decima parte de eso?


    El problema no es si los recursos son finitos/infinitos, sino si los que hay estan bien distrubidos. He aquí un problema de mercado, y he aquí porque la riqueza no se puede medir meramente en cuanto a los recursos físicos existentes porque abarca MUCHO mas. Y es por eso que efectivamente la riqueza puede ser creada como también destruida. En el caso de Gates, habrá que ver que proporción de su riqueza fue creada y que proporción fue distribuida.

    Es por eso que el argumento de que millonario = muchos pobres es completamente ilógico y falso, y mira que no soy fan de defender a los millonairos pero hay que saber bien las cosas antes de criticarlas.
    Eh. Duh. DUH. DUH. Excepto que ser millonario es una travestia. Nadie necesita millones de dinerillos.

    Leave a comment:


  • Master Zen
    replied
    Originally posted by El Awrence
    Digo yo, si MZ dice que los recursos son infinitos, entonces porque no nos ponemos todos de acuerdo y producimos una ferrari, una mansion con piscina, asientos de avion y habitaciones de hotel para viajar, et cetera et cetera y asi todos vivimos como reyes? Eh? EH?
    Porqué Argentina, que puede alimentar a 350 millones de personas, no le alcanza para alimentar a una decima parte de eso?

    El problema no es si los recursos son finitos/infinitos, sino si los que hay estan bien distrubidos. He aquí un problema de mercado, y he aquí porque la riqueza no se puede medir meramente en cuanto a los recursos físicos existentes porque abarca MUCHO mas. Y es por eso que efectivamente la riqueza puede ser creada como también destruida. En el caso de Gates, habrá que ver que proporción de su riqueza fue creada y que proporción fue distribuida.

    Es por eso que el argumento de que millonario = muchos pobres es completamente ilógico y falso, y mira que no soy fan de defender a los millonairos pero hay que saber bien las cosas antes de criticarlas.

    Leave a comment:


  • DrGerry
    replied
    Originally posted by Chilean President
    ...Mientras las empresas en el mundo desarrollado se obsesionan por promover activamente culturas corporativas muy sensibles a las necesidades de los clientes, aquí las compañías se comportan como si fueran monopolio. Muchas no parecen haberse percatado de que, a diferencia de lo que ocurría en épocas pasadas, el poder reside en el mercado. De nada sirven millonarias campañas publicitarias y el envío indiscriminado de papelería promocional, si las empresas no son capaces de mirar desde el lente del consumidor. Esto es tan válido para grandes compañías telefónicas como lo es para pequeños Apart Hotels.
    Si no fuera porque dice se comportan como si fueran monopolio pensaría que hablaba de Argentina (aca son monopolios). Pero salvo por su ingenua creencia en el mercado,

    Leave a comment:


  • Chilean President™
    replied
    Tal vez a los países nordicos

    GD has un esfuerzo y leelo, es entretenido y seguramente te vas a ver reflejado en lo que dice .. en realidad

    Leave a comment:


  • Niessuh
    replied
    Es bueno, pero lo de

    [...]Mientras las empresas en el mundo desarrollado se obsesionan por promover activamente culturas corporativas muy sensibles a las necesidades de los clientes, aquí las compañías se comportan como si fueran monopolio
    No se a que paraiso se refiere, pero desde luego aquí estamos igual

    Leave a comment:


  • DrGerry
    replied
    Too long

    Leave a comment:


  • Chilean President™
    replied
    Aqui les dejo la columna de Pablo Halpern, consultor y analista de marketing con un PhD en comunicaciones ( maestro! ), que apareció hoy en la revista El Sábado de El Mercurio. Halpern es un analista bastante crítico de la actitud de las empresas frente a sus consumidores y la actitud de los medios de comunicación. Su libro "Los Nuevos Chilenos", en el cual analiza los cambios mediaticos y de exposición a los medios es brillante.

    --------------

    Trances de cliente


    Por estos días me encuentro habitando un exclusivo Apart Hotel. No es que esté separado de mi mujer ni nada que se le parezca. Las razones y circunstancias escapan al interés de esta columna. El folleto del establecimiento destaca, entre otros, un business center con acceso a Internet de banda ancha y otras regalías. Efectivamente hay un business center con un computador conectado a la red. El problema es que para mover el cursor hay que estrellar el mouse contra la pared. Cosa similar ocurre con el teclado. Hay que golpearlo para activar y ver impresas algunas letras en la pantalla. Por cierto que he reclamado. Un empleado (turno de noche) me confesó que el equipo era muy antiguo y que el dueño no ha querido cambiarlo. Otro (turno de día) admitió que el computador no recibe la mantención adecuada. No tengo esperanzas que el problema se resuelva en ésta mi primera y última estadía en tan singular hospedaje.

    Vivir en un Apart Hotel puede ser especialmente problemático cuando uno espera sobres de ciertas compañías que han hecho suya e intransable la curiosa norma de no entregar documentación en hoteles. Soy cliente de una línea aérea que durante varios días se ha resistido a hacerme llegar mi credencial de pasajero frecuente al Apart Hotel. Ofrecí como alternativa mi casilla postal, pero tampoco servía. Después de numerosas y largas tratativas telefónicas dignas del teatro del absurdo logré flexibilizar las cosas y que me mandaran la credencial al hotel, siempre que yo estuviera de cuerpo presente para recibirla. Acepté en la medida que conviniéramos un día y una hora (no puedo dejar de trabajar para quedarme en un hotel esperando la llegada de una credencial). No he logrado encontrarme con la tarjeta. A estas alturas el dilema se ha vuelto existencial: dejo de trabajar o me quedo sin credencial.

    Parece que las empresas en Chile han descubierto que hay cosas más importantes de las que preocuparse que la satisfacción del cliente. Algunas incluso se han propuesto poner a prueba su paciencia hostilizándolo. Con extrema dificultad logré dar de baja un par de líneas telefónicas que ya no necesitaba. No fue fácil hablar con un funcionario investido con la facultad para poner término al servicio. Por cierto son muchos menos que los que se destinan a ofrecerlo. Tras varias llamadas logré que me atendiera un encargado que al constatar mi impaciencia me anticipó de entrada que el trámite no era simple ­cosa que pude comprobar-- y que las reglas para la "desafiliación" las ponía la compañía. Tal fue mi irritación que amenacé al empleado con llamar al gerente general. A partir de ese mágico instante las cosas cambiaron radicalmente. Quizás demasiado radicalmente. Quedé sin líneas ese mismo día, a pesar de que insistí en la necesidad de conservarlas hasta una cierta fecha. Sin líneas telefónicas tuve que utilizar un mecanismo de acceso remoto (webmail) a mis correos electrónicos. Este servicio me lo provee una empresa que invierte varios millones de dólares al año publicitando su alta tecnología y confiabilidad. Una mañana me di cuenta de que no me estaban llegando emails. El funcionario de "soporte técnico" junto con admitir que había perdido mis correos procedió a responsabilizarme por el extravío. La frase textual fue "nosotros nos hacemos cargo del webmail, pero no de sus correos".

    Recién llegado de un viaje y aún bajo los efectos del somnífero que me había tomado ocho horas antes para poder dormir en el avión, en una maniobra absurda abollé mi auto en mi propio estacionamiento. Me dirigí a la compañía de seguros para que inspeccionaran el vehículo y emitieran una orden de trabajo. Saqué número ­el 63­. El turno indicaba que había 13 personas que me antecedían. Problema: de las seis estaciones de trabajo habilitadas había sólo una ocupada por un "inspector de siniestros". Luego de gastar buena parte de la mañana en el trámite decidí arrendar un auto. Al cabo de unos días, al llegar al local en que debía devolver el vehículo, grata fue mi sorpresa al constatar que nadie esperaba a la única funcionaria a cargo de las devoluciones. Supuse que el asunto no me tomaría más de cinco minutos. Error. No sé ni cómo ni por qué, pero estuve más de media hora.

    Algunos lectores estarán pensando que atravieso por una muy mala racha. Puede ser, pero para mí el problema es otro. Mientras las empresas en el mundo desarrollado se obsesionan por promover activamente culturas corporativas muy sensibles a las necesidades de los clientes, aquí las compañías se comportan como si fueran monopolio. Muchas no parecen haberse percatado de que, a diferencia de lo que ocurría en épocas pasadas, el poder reside en el mercado. De nada sirven millonarias campañas publicitarias y el envío indiscriminado de papelería promocional, si las empresas no son capaces de mirar desde el lente del consumidor. Esto es tan válido para grandes compañías telefónicas como lo es para pequeños Apart Hotels.

    Leave a comment:


  • Kelzad
    replied
    Pos, yo quería iniciar una empresa de taxis. ¿Me haces una rebaja por todos los rojos ?

    Leave a comment:


  • Niessuh
    replied
    Originally posted by El Awrence
    Digo yo, si MZ dice que los recursos son infinitos, entonces porque no nos ponemos todos de acuerdo y producimos una ferrari, una mansion con piscina, asientos de avion y habitaciones de hotel para viajar, et cetera et cetera y asi todos vivimos como reyes? Eh? EH?
    Pues yo ultimamente estoy pasando un mal momento económico, necesito recuperar un poco de dinero, si alguno de vosotros está interesado en ayudarme,no les pido ni un préstamo, por favor que venga a mi casa este fin de semana de 10 a 12, ya que he puesto a la venta algunas cosas del garaje que por el momento ya no me son indispensables.
    Attached Files

    Leave a comment:


  • DrGerry
    replied
    @ElAw:

    Leave a comment:

Working...
X